Monthly Archives

enero 2021

¿Debiéramos legislar en torno a un impuesto patrimonial?

By | Sin categoría

¿Debiéramos legislar en torno a un impuesto patrimonial?

Por: Jaime Jullian Romaní, Socio Jullian Consultores

Algunos sectores políticos están proponiendo aplicar un impuesto de un 2,5%, por una sola vez, a los grandes patrimonios, entendiendo por ello a los que superen los 22 millones de dólares. Esto abarcaría a un universo de entre 22 mil y 25 mil personas.

¿Pero es esta la solución que necesitamos para ir en ayuda de quienes quedaron más desprotegidos producto de la pandemia? Aquí se me viene a la mente un típico dicho chileno: “Pan para hoy, hambre para mañana”. ¿Por qué?

Porque, si bien se está planteando que este sería un impuesto aplicado por una sola vez, en la práctica sabemos que en Chile una vez que los impuestos se instalan, se mantienen indefinidamente, y los impuestos transitorios se convierten en definitivos. De ello tenemos muchos ejemplos, como las contribuciones de bienes raíces, impuestos específicos a los combustibles, impuesto de timbres y estampillas, entre tantos otros.

Por otro lado, la experiencia internacional nos muestra resultados dispares. En algunos la implementación ha rendido frutos y en otros muchos (en la mayoría) ha sido un verdadero fracaso. En esta línea, el caso más emblemático es el de Francia, que al poco andar lo tuvieron que retirar, tanto por la complejidad de su fiscalización, como por la migración de los contribuyentes de alto patrimonio a otras jurisdicciones.

Sería miope no contemplar la posibilidad de que esto ocurra en Chile, considerando la historia reciente, pues no hay que olvidar que luego de lo ocurrido desde el 18 octubre de 2019 y en adelante, una parte de los grandes patrimonios salieron del país. Esta es una de las razones por las que el tipo de cambio llegó a los $850 por dólar.

Además, ya ocurrió en 2015 cuando se eliminó el DL600, decreto que incentivaba la  inversión extranjera en Chile. Se pensaba que este instrumento, que entregaba certeza jurídica, ya no era relevante, pues Chile “se había hecho un nombre”. Sin embargo, la historia nos demostró que no somos muy distintos al resto de los países latinoamericanos.

Hoy lo que Chile más necesita, al igual que cualquier país en vías de desarrollo, es capital (monetario y humano) e incentivar la llegada de inversionistas, por lo que es ideal no ponerle trabas. El capital es muy líquido y sensible a los impuestos, se traslada muy rápido en el caso de tener problemas, buscando países o territorios donde estén los mejores incentivos.